Header Ads

Él le pide matrimonio y ella lo rechazó por ser pobre, después de 10 años se encuentran de casualidad y pasó algo increíble

Él le pide matrimonio y ella lo rechazó por ser pobre

Sabemos que todo hemos sido victimas del amor alguna vez en nuestras vidas. Lo damos todo con el fín de permanecer al lado de ese ser querido, pero de un momento a otro todo se convierte en una pesadilla. Nuestro corazón ha sido herido por esa persona que creíamos que jamás lo iba a hacer y simplemente nos resignamos a vagar por ahí. El tiempo pasa y el viento sopla en todas las direcciones y es asi como la suerte nos sonríe algún día nuevamente capaz no en el terreno del amor pero si en las finanzas. Es lo mismo que le pasó al protagonista de este artículo.

Hace años este chico se encontraba profundamente enamorado de un chica, pues eran el uno para el otro, pasaban el día juntos y tanto en las buenas como en las malas el amor los mantenía de píe. Al hombre no le pareció una barbaridad dar el paso siguiente puesto que aquella mujer era su alma gemela y es así como en un día soleado le pidió matrimonio. Nada lo preparó para la respuesta que recibió.
La mujer decidió no casarse con Carter (nombre del chico) porque creía que no era para ella en el sentido de que el era muy pobre. Pese al amor que el le tenia lo mejor era terminar la relación para que ella pudiera encontrar a un chico con mejor situación financiera. Ahora Carter estaba soltero.

Pasaron 10 años y estos chicos se encontraron de casualidad en un centro comercial. Cuando la chica se percató de la presencia de Carter le comentó que todo vivía bien, pues su marido ganaba 20,000 dólares mensuales. El chico no tuvo el chance de responder porque su marido llegó y lo saludó formalmente.

El nuevo chico le pidió a su esposa que saludará a su jefe, escuchen bien, su JEFE. La mujer se quedó sorprendida pues ahora resulta que Carter poseía más dinero que su marido. Ni pensar que ella lo había dejado ir. Todo lo anterior nos deja una sabía reflexión: Nunca se fijen en el dinero que pueda tener su pareja, el amor no se compra, los sentimientos tampoco.